Control de la calidad

Al ser la calidad uno de los cuatro objetivos clave de la producción y las operaciones (junto con el costo, la flexibilidad y la entrega), se hace necesario establecer medidas de evaluación del logro de este objetivo, que nos permitan conocer el avance que se obtiene en cierto periodo de tiempo, así como los mecanismos para corregir posibles desviaciones.

Desde la perspectiva del área de producción u operaciones, la calidad inicia antes de la fase productiva y continua después de que el cliente ya ha utilizado el producto o servicio.

El control de calidad a través del proceso productivo

La administración de la calidad ha despertado un gran interés en los últimos años y ha tomado varios significados que van desde una connotación estadística de “cero defectos” en los productos terminados.

Después, el significado se expande a toda la empresa, puesto que todas las áreas se involucraban en el diseño y la creación de la calidad.

Actualmente el término “calidad” es integral, ya que comprende una serie de elementos como la mejora continua, la ventaja competitiva y el enfoque hacia el cliente Por ello, el control de la calidad ha ido tomando gran relevancia hasta posicionarse como una estrategia para asegurar el mejoramiento continuo de la calidad.

El control de la calidad consiste en un programa para asegurar la continua satisfacción de los clientes externos e internos mediante el desarrollo permanente de la calidad del producto y sus servicios.

Fuente: Apuntes de Operaciones de la FCA de la Unam

Publicado en Operaciones

Suscríbete:

who's online