Estrategia de pesimismo defensivo

Con esta estrategia el estudiante activa un pensamiento negativo sobre si mismo y ante esto se motiva obligándose a ejercer una mayor cantidad de esfuerzo de cara a paliar una situación de dificultad. De esta manera, unas expectativas negativas y la ansiedad expresada son utilizadas para incrementar sus esfuerzos y de esta forma conseguir buenos resultados.

Los estudiantes que utilizan esta estrategia suelen caracterizarse por mostrar una escasa afectividad positiva cuando se enfrentan ante un desafío, por sus quejas y protestas sobre lo poco preparados que están y lo difícil que es la tarea. A pesar de lo cual muestran una planificación de la tarea racional, un alto nivel de esfuerzo, resultados por encima de la media y la consideración del entorno como competitivo.

Ejemplos de esta estrategia serían pensamientos generados por el estudiante como los siguientes:

  • “Seguro que esta tarea me sale mal; ya puedo esforzarme”
  • “Soy malo en esta asignatura”
  • “Esta tarea es muy difícil para mí; tendré que hacerlo lo mejor que pueda”

Fuente: Entrenamiento en competencias para el estudio autorregulado a distancia de la UNED, licencia Creative Commons License 2.5.

Publicado en Competencias para el estudio a distancia

Suscríbete:

who's online