Grupos primarios comparados con grupos secundarios

Si una persona interactúa de forma regular con otros individuos (con miembros de su familia, con vecinos o con colaboradores cuyas opiniones son valiosas), entonces estos pueden ser considerados como un grupo primario para esa persona.

Por otra parte, si una persona interactúa sólo de manera ocasional con otras personas, o no considera que sus opiniones sean en particular importantes, entonces éstas constituyen un grupo secundario para dicha persona.

Las distinciones cruciales entre los grupos primarios y secundarios, por tanto, son la percepción de la importancia de los grupos para el individuo y la frecuencia o consistencia con la cual el individuo interactúa con ellos.

Fuente: Apunte de la materia Psicología del Consumidor de la Unideg

Publicado en Psicología del consumidor

Suscríbete:

who's online