Preguntas establecidas

Los cuestionarios por correo incluyen por lo general preguntas muy establecidas y estructuradas. Las preguntas y las instrucciones deben ser muy definidas y directas; si son difíciles de comprender, los encuestados deben usar sus propias interpretaciones, que pueden ser erróneas.

Las entrevistas permiten que el entrevistador obtenga retroalimentación con respecto a la comprensión del cuestionario por parte del encuestado.

Un entrevistador que observa que los primeros 50 encuestados tienen cierta dificultad para comprender una pregunta, puede informar esta situación al analista de investigación para que se realicen las revisiones pertinentes.

Sin embargo, con una encuesta por correo, una vez que los cuestionarios se envían por correo, es difícil cambiar el formato o las preguntas.

Fuente: Apunte Elaboración y evaluación de proyectos de la Unideg

Publicado en Elaboración y evaluación de proyectos

Suscríbete:

who's online