Subrayado

En la lectura buscamos las ideas más importantes del tema a estudiar y mediante el subrayado las destacamos. El subrayado es el primer paso en la jerarquización de las ideas de un texto, y supone un enlace imprescindible entre la lectura y la elaboración de los esquemas o resúmenes. El subrayado es una etapa muy importante, ya que:

  • Contribuye a fijar la atención en el estudio de forma más activa, intencional, analítica y selectiva, evitando en muchos casos las distracciones y la pérdida de tiempo.
  • Fomenta el desarrollo de funciones mentales tales como la capacidad de análisis, la observación y la jerarquización.
  • Facilita el repaso rápido, la confección de esquemas, resúmenes y demás formas de síntesis de los contenidos.
  • Constituye una ayuda determinante para comprender el contenido de un tema y retenerlo, al ser la base del estudio de asimilación y memorización.
  • Posibilita la ampliación y utilización del vocabulario específico de la materia.

El subrayado consiste en destacar aquellas ideas o datos fundamentales de un tema que merecen la pena ser tenidos en cuenta para ser asimilados, es decir, palabras o frases que contengan la información fundamental que nos permiten entender el texto. El subrayado supone además una técnica de estudio activo, que favorece la concentración, asimilación, memorización y repaso del material objeto de estudio.

¿Cuando se subraya?: se subraya en la fase de lectura, después de la prelectura. Es necesario leer primero todo el párrafo, y después hacer un subrayado lineal, destacando las palabras clave que representan las ideas que queremos destacar porque nos han parecido importantes.

¿Qué se subraya?: subraya palabras aisladas y ocasionalmente frases lo más breves posibles que sean claves para la comprensión del tema de estudio y que tengan sentido por sí mismas.

Para facilitar la jerarquización de ideas (es decir, distinguir las principales de las secundarias, etc) o diferenciar distintos conceptos (por ejemplo, definiciones, fechas, autores, clasificaciones, etc) podemos utilizar diferentes códigos de señalización, dependiendo de si lo que pretendemos es jerarquizar ideas o diferenciar conceptos

Subrayado

También podemos hacer junto a cada párrafo y de manera simultánea al subrayado lineal, anotaciones al margen que expliciten determinados aspectos que posteriormente nos ayuden a estructurar y organizar la información a la hora de realizar el esquema del tema.

Estas anotaciones suelen ser la respuesta a preguntas tales como ¿Qué dice el tema?, ¿De qué habla este párrafo?…Este tipo de subrayado exige una gran capacidad de síntesis para conseguir encontrar una palabra que exprese el contenido principal de cada párrafo.

A veces es necesario resaltar varias líneas seguidas por lo que es más práctico utilizar en este caso corchetes, paréntesis o demarcar el párrafo con una línea vertical a ambos lados.

Otras veces necesitaremos precisar, destacar o relacionar unos contenidos con otros, por lo que utilizaremos este tipo de subrayado utilizando interrogaciones, flechas, signos, símbolos… esta vez en el margen derecho para no confundirnos con demasiada información en el mismo sitio.

Fuente: Entrenamiento en competencias para el estudio autorregulado a distancia de la UNED, licencia Creative Commons License 2.5.

Publicado en Competencias para el estudio a distancia

Suscríbete:

who's online