Control automático de calibre – método T _(CAC – T)

Si uno de los parámetros de las tiras que entran a un molino aumenta, la carga para llevar a cabo la deformación aumenta. Esto a su vez, causará un incremento en la fuerza de separación de los rodillos y en la holgura activa de los mismos. La tira que sale del molino en consecuencia será más gruesa y posiblemente “fuera de calibre”.

La corrección puede lograrse si se reduce la carga en los rodillos a su valor original, ya que esto origina que la holgura activa de los rodillos retorne a su magnitud anterior.

Una manera de lograr esto es alterando la tensión trasera o de entrada sobre la tira si ésta se incrementa, como se explicó con anterioridad, el esfuerzo requerido para deformar el metal disminuirá y, por tanto, la carga de laminado también. Este es el principio del CAC-T.

La carga de laminado es monitoreado continuamente por medidores de deformación, ya sean colocados en el cabezal del molino o entre los elevadores de tornillos y los rodamientos de los rodillos.

Las variaciones en la fuerza de separación de los rodilos y, por tanto, en la holgura activa de los rodillos, son instantáneament e detectadas y las correcciones se aplican rápidamente en respuesta a señales eléctricas.

Este método tiene varias desventajas. No puede usarse en laminado en caliente e impide el uso de tensión entre bastidores como medio para el control de la forma, Los molinos de laminación modernos no usan CAC-T y utilizan variaciones de la tensión entre bastidores para el control de la forma.

Fuente: Materia de Proceso de Manufactura de la Unideg

Publicado en Proceso de manufactura

Suscríbete:

who's online