Enfermedad hemolítica del recién nacido

Es la destrucción de glóbulos rojos (hemólisis) provocada por la incompatibilidad de factores sanguíneos materno fetales.

En este caso la ictericia aparece en las primeras 24 horas de vida. La hiperbilirrubinemia se produce por un defecto en la excreción ya que hay tanta cantidad de bilirrubina conjugada que los hepatocitos no consiguen excretarla toda y ésta pasa a sangre.

1) 1/3 de los casos son por incompatibilidad Rh (isoinmunización anti-D).
2) 2/3 de los casos son incompatibilidad ABO (menos grave que la Rh).

Clasificación; hay tres formas clínicas en función de la cantidad de glóbulos rojos hemolizados y por tanto de la gravedad de la patología:

1) Hidrops fetalis (feto hidrópico o hinchado). Es la forma más grave. Presentan una hemólisis intraútero mantenida que lleva a una anemia grave y a una insuficiencia cardiaca congestiva.

Como consecuencia son fetos con edema generalizado, intensa y ascitis. A veces es necesario hacer recambios repetidos de sangre antes que el niño nazca a través del cordón umbilical: funiculocentesis.

2) Forma ictérica; anemia más moderada y se produce hepatomegalia y esplenomegalia. Requiere exanguinotransfusión.

3) Forma anémica; forma más leve en la que también hay ictericia por destrucción de glóbulos rojos pero es menor y se resuelve en 2-3 semanas.

Fuente: Apuntes y notas de enfermería materno infantil del Conalep

Publicado en Enfermería

Suscríbete:

who's online