F. W. Harris

En 1915, desarrolló el modelo de la cantidad económica de pedido, que sirve para determinar el volumen óptimo de materiales o artículos que deben adquirirse o fabricarse.

El interés por el estudio de los inventarios ha sido de gran importancia, puesto que frecuentemente representan más del 30% de los activos totales de una organización, y demandan cargos extras: mantenimiento, primas de seguro, almacenaje, gastos administrativos.

Por tanto, administrarlos no simplemente es una buena estrategia, sino una necesidad financiera: se puede alcanzar un equilibrio entre la satisfacción del cliente y las inversiones en activo a través de una buena administración de inventarios.

Los inventarios se consideran recursos utilizables almacenados en algún punto determinado del proceso. En el de producción, están definidos en la materia prima; y en el de venta, están marcados por el número total de productos terminados que se pueden ofrecer al mercado en un momento dado. Y su función básica es el desglose.

La mayor parte de los modelos básicos de inventarios se basan en criterios de costos como:

De pedido. Cuando hay alguna actividad para reabastecer los >inventarios.

De conservación Al tener un determinado nivel de inventarios durante un periodo específico.

De agotamiento Al no poder satisfacer una demanda.

Dentro de esta teoría matemática, los modelos relacionados con los inventarios son:

Clásico de cantidad económica de pedido:  La demanda es constante; adelanto, cero; y el reabastecimiento, inmediato y no se permiten agotamientos.

Comercial: Los inventarios se adquieren de proveedores externos a la empresa.

De producción:  La empresa fabrica en forma interna los inventarios para reabastecimiento.

Del tamaño de lote de producción:  El abastecimiento de los inventarios ocurre en el transcurso del tiempo, y no instantáneamente.

Los sistemas de inventarios más comunes son:

De clasificación A-B-C Método de clasificación para separar los artículos de inventarios en tres grupos con base en algún criterio.

– De punto de orden. Se mantiene un registro perpetuo de los artículos.

De revisión periódica. los inventarios se revisan en intervalos fijos de tiempo.

Fuente: Administración I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Administración

Suscríbete:

who's online