La influencia de las condiciones ambientales laborales en el comportamiento

El ambiente físico comprende todos los aspectos posibles, desde el estacionamiento situado a la salida de la fábrica hasta la ubicación y el diseño del edificio, sin mencionar otros como la iluminación y el ruido que llega hasta el lugar de trabajo de cada empleado.

Si el estacionamiento esta muy lejos de la fábrica u oficina y si el espacio destinado a los vehículos es demasiado estrecho, el personal se irritará tanto que desde antes de llegar al lugar de trabajo asumirá una actitud negativa.

Lo mismo sucede cuando la fábrica se halla demasiado distante o no puede llegarse a ella en automóvil ni en un transporte público o si está en un barrio que goza de mala fama.

Muchas fábricas y negocios comienzan a mudarse del centro de la ciudad a zonas suburbanas. De ese modo consiguen amplias instalaciones y disponen de muchos espacios para diversos usos y a menor costo que en el corazón de la ciudad.

Aunque el cambio de domicilio es útil en estos casos no dejan de presentarse problemas con el personal, especialmente tratándose de oficinistas y secretarias. Casi siempre son mujeres jóvenes que prefieren trabajar y vivir en una ciudad dinámica que en la tranquilidad y sosiego de un suburbio.

En cambio, los matrimonios que siempre han vivido en barrios apartados de la ciudad prefieren la soledad. Los que permanecen en la ciudad se dan cuenta de que deben recorrer grandes distancias para llegar a su trabajo.

Y cuando el clima empeora y la carretera se vuelve peligrosa, un número creciente de personas llegan a su trabajo con grandes dificultades. Por último muchos empleados están inconformes con la ubicación suburbana porque se sienten aislados de tiendas, servicios, restaurantes y diversiones con que cuentan en la ciudad.

Otra causa de malestar en el trabajo lo constituye el número, la ubicación y las condiciones de los servicios sanitarios. Los factores que acabamos de señalar, ninguno relacionado directamente con el trabajo, merman la productividad.

En un edificio mal planeado o situado, la actitud y dedicación de los empleados ya son negativas antes de iniciar la jornada.

Muchos inválidos no han sido contratados simplemente porque en la empresa las escaleras son demasiado incomodas, porque las entradas y pasillos son muy estrechos y no pueden transitarlos en una silla de ruedas.

El rediseño del edificio a fin de atender a las necesidades de los inválidos demuestra cómo las condiciones físicas del trabajo influyen no solo en la producción sino también en las oportunidades de empleo.

Desde mediados de la década de 1960, una nueva disciplina (la psicología ambiental) provocó una revolución en el diseño y aspectos de las instalaciones de trabajo.

Con una combinación de los talentos de arquitectos y de los conocimientos de los psicólogos, procura analizar y mejorar todos los aspectos del medio natural y del medio ambiente creado por el hombre, así como su influjo en el ser humano.

Fuente: Apuntes de la materia Psicología del trabajo de la facultad de contaduría y administración, UNAM

Publicado en Psicología del trabajo

Suscríbete:

who's online