Ley de la demanda

Esta ley expresa que siempre y cuando no varíen las condiciones, como gastos, precios, ingresos de los consumidores, distribución del ingreso, tamaño de la población, etc., la cantidad de un bien que demande el mercado varía en proporción inversa a su precio.

Es decir, que cuando los precios disminuyen, la cantidad demandada aumenta y cuando los precios aumentan, la cantidad demandada disminuye.

Al tomar como ejemplo la cantidad de papa demandada en un mercado a unos precios y unos momentos determinados, puede elaborarse la gráfica de la demanda, que refleja el comportamiento de los consumidores frente al precio y corrobora el hecho de que todo descenso en el precio de la papa o de cualquier otro producto ocasionará la compra de mayor cantidad de ese producto, debido a que su abaratamiento lo convierte en algo atractivo para el consumidor.

La gráfica se fundamenta en un sistema de coordenadas donde el eje X muestra la cantidad demandada y el eje Y los precios de los bienes.

En regiones muy pobres, no es raro que descienda la demanda de un producto de primera necesidad cuando su precio baja. Esta anormalidad de la demanda se explica cuando los ingresos de un consumidor son tan escasos que sólo los dedica a comprar alimentos para subsistir.

Si el precio de la papa baja, el consumidor tiene la oportunidad de añadir a la canasta familiar otro alimento, por ejemplo, maíz, con el ahorro que produce aquella baja de precio. Pero si la cantidad de papa que antes consumía era suficiente, pensará que añadiendo maíz a su dieta puede Giffen.

Grafica de la demanda

Fuente: Apuntes de Producción Agroindustrial de la Unideg

Publicado en Producción agroindustrial

Suscríbete:

who's online