Manejo del cuajo

El poder del cuajo puede permanecer igual durante mucho tiempo o disminuir rápidamente, por ello se requiere de un manejo adecuado.

Después de comprarlo o prepararlo, manténgalo en un lugar fresco y frío. Evite que la luz solar caiga sobre el cuajo.

Evite dejarlo en lugares donde suba mucho el calor, como en vehículos cerrados o cajas bajo el sol.

Evite que tenga contacto con residuos de jabón, cloruro de calcio o detergentes. No regrese el cuajo sobrante al envase original.

Fuente: Apunte Taller de Industrialización de productos lácteos de la Unideg.

Publicado en Industria alimentaria

Suscríbete:

who's online