Método anticonceptivo

Los métodos anticonceptivos pueden dividirse en: primitivos, tradicionales, modernos y permanentes. Entre los primitivos tenemos el coitus interruptus, que consiste en retirar el pene de la vagina antes de eyacular, los lavados vaginales y la prolongación de la lactancia materna. Tales métodos, a pesar de su comprobada ineficacia, han gozado de mucho prestigio a lo largo de los siglos.

El más extendido de todos ellos es el coitus interruptus que, a pesar de haber sido la causa de miles de nacimientos inoportunos, sigue siendo el favorito de muchas parejas y, en particular de muchos hombres que, al mismo tiempo que defienden la seguridad del método, hacen ostentación dé su gran capacidad para controlar la eyaculación.

Está demostrado que el coitus interruptus interfiere muy a menudo en la buena marcha de la relación sexual por la ansiedad que puede crear en ambos miembros de la pareja. En el caso de la mujer esta ansiedad originada por el temor a un embarazo no deseado desemboca en no pocas ocasiones en una inapetencia sexual.

Publicado en Ciencias naturales y física